Hablemos
Menu


Sobran razones para visitar Panamá, uno de los países más ricos en recursos naturales, cultura e historia de Centroamérica, además de uno de los principales puntos del comercio mundial.
La diversidad y riqueza natural convierten a Panamá en uno de los destinos turísticos más populares del continente americano: es el lugar ideal para realizar ecoturismo o pasar un rato relajante en la playa.

Panamá es conocido por el Canal, que conecta los océanos Pacífico y Atlántico. Esta obra del ingenio arquitectónico se suma a los contrastes de diversidad natural y los lujos de una ciudad moderna para hacer de Panamá un destino imperdible.

Hoy en Green City te compartimos cuatro razones por las que visitar Panamá es un must:

 

El Canal de Panamá


Sin duda, uno de los mayores atractivos de Panamá es el Canal. Con más de 100 años de historia, es uno de los principales puntos del comercio mundial. El Canal de Panamá es una obra de ingeniería sin igual; las mejores vistas pueden apreciarse desde los cuatro niveles del Centro de Visitantes de la Esclusa de Miraflores.
Los turistas pueden programar visitas con el tránsito de uno de los barcos más grandes y se aseguran de entrar al museo y ver una película en 3D después. También debes visitar el Centro de Observación de la Ampliación del Canal de Panamá, un proyecto de más 5, 250 millones de dólares que abrió sus puertas en 2015.

 

Por su diversidad natural


¿Sabías que Panamá es uno de los principales refugios naturales del mundo, considerado entre los países con mayor diversidad de fauna y flora a nivel internacional? En el país hay bosques tropicales habitados por más de 900 especies, montañas, ríos y playas que se ubican a menos de una hora de la ciudad.
Un lugar que no te puedes perder si estás de visita es Boca del Toro. Situado en la costa noreste del Caribe, este archipiélago de nueve islas tropicales se ha mantenido entre los lugares más concurridos de Panamá. Las atracciones principales son el ecoturismo y las actividades acuáticas, como el buceo y el surf.

 

Su historia


Casco Viejo y Panamá Viejo son considerados patrimonio de la humanidad por la UNESCO, ya que se conservan algunas estructuras del primer asentamiento en el país, construidos por allá del siglo XVI. Podrás visitarlos sin problema, porque se ubican a pocos minutos de la ciudad. Otro de los pueblos panameños declarados Patrimonio de la Humanidad, es Portobelo. Las fortificaciones militares y el fuerte de San Lorenzo siguen en pie y son evidencia del esplendor comercial que se vivió en otros tiempos.
Imagina los techos de baldosas naranjas y la arquitectura colonial española del casco antiguo de la ciudad, creando un cautivador contraste con el horizonte de rascacielos del otro lado de la bahía y déjate atrapar por sus encantos.

La gastronomía


La gastronomía de Panamá es resultado de la influencia histórica de las culturas amerindia, hispana, africana y afroantillana. El ceviche panameño es una exquisitez que se ha convertido en el favorito de muchos. Puedes disfrutar de frescos mariscos en el Mercado del Marisco, uno de los iconos de la ciudad. Se trata de un lugar junto al mar donde los pescadores llevan sus productos y los ofrecen al público dentro de un ambiente limpio. Esta propuesta gastronómica representa lo mejor de la cocina tradicional, combinando técnicas de la cocina moderna que le dan un toque diferente.

Fuente: GQ

Últimos artículos

Contáctanos

Déjanos tus datos y un asesor se pondrá en contacto contigo.

Hablemos