Hablemos
Menu

Mejorar nuestra alimentación diaria es uno de los pasos más difíciles de hacer porque requiere esfuerzo y persistencia. Sin embargo, hay una serie de consejos que facilitarán tu camino a una vida más saludable. Solo necesitas concentrarte en tu bienestar y seguir adecuadamente cada uno de ellos. Además, siempre es recomendable acudir con una nutrióloga para que monitoree tus hábitos y dieta diaria individual.

 

Escribe una lista de tus hábitos alimenticios

Algunas veces es difícil llevar un registro de todo lo que comemos. Lleva una bitácora por al menos una semana donde apuntes cuál alimento comes y a qué hora lo haces. Una vez que puedas ver detalladamente estos datos podrás darte cuenta de qué otros factores influyen a la hora de elegir qué comer. Por ejemplo: si a media tarde siempre quieres comer algún chocolate, ¿es porque tu energía disminuye o tienes más trabajo?

 

Enfócate en el “cómo”

Una vez que identifiques lo que comes y a qué hora lo haces, enfócate en reflexionar de qué manera lo haces. Es decir, si masticas rápido o lento, si terminas todo lo que te servistes, si comes de pie, si comes sin hambre o te saltas comidas. Recuerda que es necesario masticar cada bocado y darte al menos 30 min. para cada tiempo de consumir alimentos. También es importante servirte sólo la ración adecuada. En esto la nutrióloga puede asesorarte.

 

Revisa los hábitos poco saludables

De todo lo notaste en tus hábitos de al menos una semana, ¿cuáles son los que más te afectan? Por ejemplo, el exceso de cafeína o la comida chatarra. El consumo excesivo de harinas y grasas. ¿A qué se debe? ¿Preparas comida en casa o sueles comprar? ¿Tienes tiempo para hacer ejercicio? A veces no alcanzamos a percibir que nuestra mala alimentación se debe a otros factores externos, es importante revisar qué motiva esto.

 

Sustituye y ponte metas

Como te lo mencionamos líneas arriba, se trata de ir poco a poco. Así que empieza por sustituir esa golosina por una fruta, el refresco por agua natural y desayunar, sobre todo desayunar. Cada comida es importante. Dedícale el debido tiempo, relájate y come saludable. Puedes ponerte metas como no tomar ese café por la tarde y en su lugar beber un té de hierbas relajantes. Además, agenda tu cita con la nutrióloga, ella te ayudará a personalizar tu dieta y a darle seguimiento al cambio de tus hábitos.

 

Una vida más saludable empieza desde el hogar, por eso en Green City te ofrecemos la oportunidad de pertenecer a la mejor e-community de Panamá. Un lugar donde conocerás a gente preocupada por el medio ambiente y con hábitos saludables como los que tú tienes. Contáctanos.

Últimos artículos

Contáctanos

Déjanos tus datos y un asesor se pondrá en contacto contigo.

Hablemos